fbpx

COMIDA SANA PARA UN CUERPO SANO

La alimentación saludable significa muchas cosas y el concepto es diferente para muchas personas y todos tienen objetivos diferentes por lo que la dieta perfecta no existe. La clave para seguir una dieta saludable es encontrar una dieta con la que puedas seguir por el resto de tu vida. Una dieta no debe ser simplemente un cambio temporal en la forma en la que nos alimentamos para bajar de peso. Tiene que ser un cambio que podamos seguir y mantener en el tiempo, tiene que ir acompañado de ejercicio y hábitos saludables como ingerir mucha agua. Debe ser un cambio permanente en el que puedas vivir con el día a día, año tras año.

Para algunas personas, una dieta saludable puede ser tan simple como aumentar la cantidad de frutas y verduras en la dieta diaria. Para otros, se puede requerir un cambio radical, que involucre un control estricto de grasa y colesterol.

Por supuesto, lo que se necesita dependerá de la meta de cada uno. El corredor en busca de un mayor condicionamiento, por supuesto, tendrá objetivos diferentes que la persona que ha permanecido por mucho tiempo en el sofá y que está preocupada por la posibilidad de alguna enfermedad cardiovascular.

A pesar de que cada persona tendrá objetivos diferentes cuando se trata de una alimentación saludable, los principios básicos de la alimentación saludable son los mismos. Lo más importante es comer una buena variedad de alimentos, mientras se come menos las cosas malas y se aumenta las buenas.

Eso puede sonar como una simplificación excesiva, pero realmente es fácil. Sin embargo, poner ese concepto simple en proactivo, es la parte difícil. Todos quieren comer más sano, pero hay tantas tentaciones en el mundo de hoy que la alimentación saludable puede ser muy difícil. La clave es hacer que las decisiones saludables sean tan atractivas como las que no lo son.

Una forma de hacer que los alimentos saludables sean atractivos está en planificar nuestras compras y establecer metas cortas y factibles. Por ejemplo, comprar alguna variedad de frutas exóticas en el supermercado o buscar la opción de hacer milanesas con avena o harinas de otro tipo que la clásica miga de pan.

Experimentar con nuevas recetas es otra excelente manera de traer emoción y aventura a una alimentación saludable. Cocinar con contenido bajo en grasas o saludable, probablemente presentará algunos inconvenientes, lo más recomendable es ir por lo más fácil, recordemos que al igual que muchas cosas la comida puede convertirse en una especie de vicio. Tenemos que desintoxicarnos y por lo tanto como ya mencionamos establecer metas cortas. A menudo, un nuevo libro de cocina o un par de nuevas recetas, son todo lo necesario para estimular un estilo de vida más saludable.

También es importante saber que comer más saludable no significa necesariamente hacer un cambio radical. Hay cosas muy simples que se pueden hacer, como quitar la piel de la pechuga de pollo, o sacar la grasa de su bife favorito, que puede resultar en reducciones de grasa significativas y mejoras en la salud. Otros ejemplos de pequeños cambios que resultan en una alimentación más saludable incluyen:

  • Reemplazo de leche entera con baja en grasa o 2%, tanto en recetas como para beber
  • Snacks como yogurt congelado bajo en grasa en lugar de un sándwich de miga o medialunas
  • Fritolin en lugar de usar manteca o aceite
  • Reemplazo de cortes de carne grasos por magros, pollo o cerdo
  • Comer más pescado y menos carne roja
  • Comer más clara de huevo
  • Hornear en lugar de freír

Probablemente hay cientos de otros consejos, y pueden sumar mejoras significativas en la salud, ya sea que tu objetivo sea ponerte en forma, perder peso o mejorar tu nivel de salud y calidad de vida. No importa tu nivel actual de acondicionamiento físico, comiendo una dieta más saludable perder peso puede ser más fácil de lo que crees.

Al final, comer una dieta saludable, mejorar tu nivel de condición física y administrar tu consumo de grasa y colesterol se reduce al sentido común. Privarte de tus alimentos favoritos puede ser contraproducente para un cambio de estilo de vida a largo plazo. La privación conduce inevitablemente a los antojos y eso da paso a comenzar un ciclo vicioso de dieta y atracones lo que conlleva a la frustración.

El objetivo de cualquier programa de alimentación saludable debe ser hacer cambios fáciles de por vida en la forma en que compras, cocinas y comes. Solo haciendo cambios que se puedan seguir por toda la vida, podrás disfrutar realmente de una dieta saludable.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

X
×

Powered by WhatsApp Chat

× WhatsApp